LA NEGLIGENTE GESTIÓN DE LA DIRECCIÓN DE POLICÍA MUNICIPAL INCENTIVA LA CURVA DE BAJAS EN LA PLANTILLA Y DIEZMA EFECTIVOS

En una reunión celebrada el 20 de marzo entre titulares de la Dirección del Área de Seguridad y Función Pública, responsables de los servicios de Policía Municipal, SAMUR, Bomberos y representantes sindicales (a los cuales se vetó cualquier posibilidad de debate o negociación en los asuntos abordados) se informó del siguiente porcentaje de afectación de casos positivos en la plantilla de Policía Municipal:

 7 casos positivos
115 casos con síntomas pero sin diagnosticar
450 casos pendientes de valoración por circunstancias varias
Según las centrales sindicales firmantes de la presente nota, estos datos distan mucho de acercarse a la realidad, y las cifras resultantes a día de hoy crecen exponencialmente debido a una negligente gestión de la Dirección de Policía Municipal, que además de dejar exhausta a la plantilla, pone en riesgo la correcta prestación de un servicio vital para la ciudadanía en esta situación de emergencia, al provocar una espiral de bajas que puede rebasar el millar de efectivos operativos.

Mientras que en colectivos como Policía Nacional se ha optado por turnos estancos con cadencia para minimizar el riesgo de bajas, en el cuerpo de Agentes de Movilidad de Madrid por un servicio flexible de retenes o en la propia Policía Local de las Rozas, por primar las patrullas unipersonales y “un turno líquido de 7T/7L, al objeto de no coincidir los grupos de trabajo y disponer de equipos fijos en trabajo de trabajo y en libranza”, los responsables de la Jefatura y la Dirección General de Policía Municipal, en un ejercicio de irresponsabilidad y obcecación, hacen caso omiso de las propuestas sindicales en esa línea de trabajo y obligan a la mezcla y coincidencia horaria de turnos entrantes y salientes, fomentando la peligrosa curva de bajas en la que el cuerpo se encuentra inmerso.

Estas no son las únicas muestras de negligencia en la gestión del servicio, sino que van acompañadas de otros factores agravantes en el ámbito de la prevención y seguridad laboral:

Entrega de mascarillas caducadas y/o inadecuadas para la prevención del coronavirus, existiendo todavía parte de la plantilla sin las mismas.
Carencia de EPIs entre los agentes. Se anuncia que “van a llegar en breve”, pero nunca llegan.
Incumplimiento de la implantación de medidas de desinfección de vehículos y dependencias policiales.
Inexistencia del presunto refuerzo de limpiezas en las unidades de Policía, que supuestamente deberían efectuar dicha labor después de cada pase de lista.
Ausencia de un criterio claro y cerrado por parte del Mando Único en materia de libranza y servicios, que deja al albur de cada intendente las decisiones al respecto, lo que puede dar lugar a discriminaciones y agravios entre la plantilla,
Conversión de los agentes de Policía Municipal en vectores de contagio del coronavirus: La recepción y manipulación de la documentación que deben exhibir los ciudadanos para justificar su identidad y presencia en la vía pública puede prevenir potencialmente de personas contagiadas y alojar residuos del virus en los guantes de los agentes, que al tocar y devolver documentación de otras personas asintomáticas, contribuyen indirectamente a la propagación de la infección. URGE LA ADOPCIÓN DE MEDIDAS E INSTRUCCIONES CLARAS PARA EVITAR DICHO RIESGO
Para cortar esta cadena de despropósitos que en nada contribuyen a “frenar la curva” ni entre el personal de Policía Municipal ni en la ciudadanía por la que debe velar, las centrales sindicales Unión de Policía Municipal, UGT y CCOO solicitan a la mayor brevedad la adopción de las siguientes medidas:

Evitar a toda costa la mezcla y presencia de componentes de diferentes turnos.

Creación de cuadrantes estancos de contención, que contemple personal trabajando y otros de reten en sus domicilios, con obligación de estar localizables ante cualquier emergencia
Dotación urgente a toda la plantilla de mascarillas adecuadas para la protección de los agentes. En unidades como Puente de Vallecas, llevan días sin ellas.
Realización del test de coronavirus no solo al personal con síntomas, como propone la Dirección del cuerpo, sino a toda la plantilla como medida preventiva.
Adquisición y uso de maquinas de desinfección de ozono, como las que obran en poder de SAMRU-PC y Bomberos, que llevan a cabo la limpieza de vehículos en 12 minutos
Solicitar a la Comunidad de Madrid el uso de hoteles medicalizados para personal de Policía con positivo en coronavirus, para fomentar su recuperación y operatividad como servicio esencial.
Aquí puedes descargar nuestra NOTA DE PRENSA Leer más …

Los continuos retrasos en el pago y gestión de la Productividad la inhabilitan como incentivo

Un mes más y van 10 vemos como la Nómina no trae reflejada la productividad del primer semestre de 2017.
Un mes más y van 4 vemos como no tenemos acceso a los datos de la productividad del segundo semestre.
Un mes más y van 4 seguimos sin tener acceso a la valoración del desempeño que retribuirá la productividad del primer semestre de 2018.
El incentivo de productividad debe remunera la eficacia y la eficiencia del trabajo de los miembros del servicio, desde UGT hemos defendido muchas veces que los complejos ítem, sistemas de valoración, el ocultismo con el que se maneja inhabilitan el sistema creado por la corporación para medir los objetivos. Leer más …

La transparencia sin coherencia deja de ser transparencia

Hemos asistido en los últimos días a una campaña en prensa por parte del Ayuntamiento en lo que podría considerarse una forma de rendir cuentas de su gestión y de su filosofía de trabajo, que pese a sus aparentes buenas intenciones, trasluce una lectura entre líneas que nos arroja a un mar de incertidumbres y contradicciones a la hora de valorar la supuesta transparencia de la misma. Leer más …